Archive | Trucos RSS feed for this section

Truco para pelar cebollas y ajos

21 Dic

Hoy queremos compartir con vosotros unos trucos sencillos pero la mar de prácticos.

Es engorroso pelar cebollas, ¿verdad? Se nos irritan y nos lloran los ojos… Y eso resulta bastante molesto (hemos oído decir  que, para evitarlo, hay alguna gente que incluso pela las cebollas usando gafas de bucear). Hoy os contamos una solución fácil y al alcance de todos: pelar las cebollas bajo el agua. ¡Y sin gafas de bucear!

La idea es colocar la cebolla sin la primera capa debajo del chorro de agua e ir pelándola así. Probadlo y ya nos diréis.

El segundo truco tiene que ver con los ajos porque, normalmente, es un poco difícil sacarles la piel. Cuando tenemos que pelar sólo un ajo, normalmente no nos preocupamos, pero si algún día hemos tenido que preparar unos cuantos, eso ha acabado cansando, ¿verdad? Un sencillo truco para que la piel se separe más fácilmente del ajo es darle primero un golpe con el mango del cuchillo, por ejemplo. Ya veréis que luego ésta se desprenderá sin problemas.

¡Esperamos que estos trucos os sean útiles! Cualquier duda sólo tenéis que preguntar.

Trucos para limpiar alcachofas

12 Dic

La parte más pesada de cocinar alcachofas es limpiarlas, ¿verdad?. El principal problema es que las manos, al hacerlo, quedan manchadas y cuesta volverlas a dejar normal. Hoy vamos a dar unas pequeñas sugerencias para que esto no nos frene a la hora de querer preparar platos con este delicioso vegetal.

Un truco sería limpiar las alcachofas usando guantes. Pero si no os gusta esta opción o simplemente ya no estáis a tiempo de usarla… ¡siempre quedará el truco del limón! Cuando hayas acabado de limpiar las alcachofas sólo tienes que frotarte con limón y ya verás que resultado. ¡Pruébalo y nos dices!

Para que no huela la coliflor

9 Dic

El problema principal de cocinar coliflor es el desagradable olor que queda después en casa, ¿verdad? Hoy vamos a contar un pequeño truco para que eso no pase y podáis seguir consumiendo este rico y nutritivo alimento con asiduidad.

Cuando quieras hacer coliflor mira antes de tener vinagre en casa. El truco para atenuar su mal olor es poner en la olla  el agua, la coliflor, sal y un trozo de pan mojado en vinagre. Pruébalo, ya veras que el olor no te queda apenas en casa.

Truco para un bacalao más jugoso

8 Dic

Hoy os contamos un sencillo truco para obtener un bacalao más jugoso.

Normalmente, para desalar el bacalao primero lo lavamos y a continuación lo ponemos en remojo un mínimo de 24 horas en agua. Durante todo este tiempo, de vez en cuando, se le cambia el agua. Nuestro consejo es que la última vez, en lugar de agua se le ponga leche. Ya veréis, el bacalao resultante es mucho más tierno y jugoso.

Truco para pelar granadas

3 Dic

Hoy en Tutéate y… cocina os queremos contar un pequeño truco que seguro que agradeceréis mucho quienes no lo conozcáis. ¿Sabéis pelar granadas sin casi ni ensuciaros las manos?

La granada es esa fruta de piel gruesa de color escarlata o dorado en el exterior y una gran cantidad de semillas de jugosa pulpa roja en el interior. Tiene muy pocas calorías y muchos nutrientes, por lo que está bien añadirla a nuestra dieta durante esta época del año. Pero a veces no lo hacemos debido a lo pesado que es pelarlas, ¿verdad?

Probad a partir la granada por  la mitad, coger una de las partes y ponerla boca a bajo y, finalmente, con una cuchara o un martillo, darle unos cuantos golpecitos. Ya veréis como los granos caen con más facilidad, sueltos y sin la piel. Gracias a este sencillo truco, pelar una granada se convierte en algo rápido y limpio.
Es un truco buenísimo para las personas que le gusta esta fruta.

Aceite aromático

2 Dic

Hoy en Tutéate y… cocina os daremos algunos trucos para dar más sabor a vuestro aceite.

Una opción fácil es con ajos. Sólo tienes que poner en un recipiente aceite y añadir unos ajos. Según te guste el aceite de fuerte, pones más o menos ajos. Lo dejas así unos días y ya verás qué sabrosos quedan el pan tostado, las ensaladas, pizzas, etc.

Por otro lado, si lo prefieres con sabor a hierbas aromáticas, como por ejemplo a tomillo o romero, pues se haría igual pero con estas hierbas.

Y si te apetece darle un toque picante a tus platos, pues añadiendo unas guindillas, por ejemplo, ¡quedaría genial!
Esperamos que este pequeño truco os haya sido útil y os animéis a prepararlos.